martes, 3 de febrero de 2009

1. Cesó todo y dejéme

No sé yo qué sea eso de tener una experiencia mística. Dejo tales honduras para los expertos escrutadores de lo inefable. Pero existen otros misticismos que, aunque más paganos, también dejan el espíritu "tan embebido, tan absorto y ajenado", que producen otra levitación -intelectual- de similares condiciones catárticas. Me refiero al ritual, permítaseme la expresión, de la lectura. La literatura, -la buena literatura-, distinción a la que, desgraciadamente, cada vez hay que acudir con más frecuencia, aleja al lacerado superviviente de nuestros días de la mediocridad que le circunda. Al cobijo del libro, recuperamos la fe en la belleza e inteligencia humanas y se avivan las cenizas de la filantropía en la que alguna vez creímos. No es éste un manifiesto de elitismo cultural, pretencioso sectarismo que en las más de las ocasiones está imbuido de un falso e ignorante comportamiento snob; pero quien ame la literatura reconocerá que en la intimidad de nuestro encuentro con las páginas de un buen libro, algo en nuestra alma se reconcilia con el hombre y trascendemos a esferas más gratas. Esa es, en cierta manera, nuestra particular ascética.
Entre los Píramo y Tisbe creadores de este espacio, se erige una pared de cuatrocientos quilómetros que salvamos regularmente con la ayuda del tren. Entretanto, hasta el dulce encuentro, por esa pared se nos ha descubierto esta brecha por la que poder comunicarnos. También tú puedes colarte cuando lo desees. No os extrañéis si el blog se nutre con excesiva lentitud. Eso será que hemos ido dejando el cuidado entre nuestros libros olvidado. ¡Despertadnos para salir del trance y para contaros la experiencia mística! Sed bienvenidos.

11 comentarios:

M.Pidal dijo...

Desde estas tierras fronterizas de Castilla y Aragón, sin duda alguna, os vaticinamos un futuro alentador.

Experiencias, comentarios, sentimientos y razón, todo ha de estar enlazado en este magnífico blog.

Abandonando ya esta pueril rima asonante en -o, os deseo a los dos todo lo mejor.

Javier Angosto dijo...

En primer lugar, Píramo y Tisbe, quiero felicitaros por inaugurar, en tiempos tan materialistas, un blog literario.
He leído vuestro primer artículo y quiero que sepáis que coincidís con Azorín, que no es, precisamente, una mala coincidencia. Defendía el maestro de Monvóvar el arte por el arte pero es que, además, en una de sus habituales paradojas, planteaba que, en realidad, el pretendido arte por el arte acaba siendo útil. Y lo acaba siendo porque el arte afina nuestra sensibilidad y, en consecuencia, nos hace mejores personas. Fue ésta una idea recurrente en Azorín, quien ya en 1907(en su artículo "El arte y la utilidad", recogido en su obra "En lontananza"), llegaba a escribir que el "arte puro es por sí mismo un elemento de socialización tan poderoso, tan inmenso como pueda serlo la industria, el comercio y las comunicaciones.
Aunque dicen que los gitanos no quieren buenos principios para sus hijos, que os quiten lo "bailao". ¡Y larga vida para vuestro blog y todo lo que emprendáis juntos!

Antoni Coll dijo...

Enhorabuena a los dos. Aprovecho para colarme, por otra parte con facilidad, en esta brecha de 400 kilómetros que os separa y a la vez os une, como os une el amor a la buena literatura, aquella que revela el corazón del hombre en su insaciable búsqueda de la verdad, el bien y la belleza.
¿Hay algo más mágico que un libro? Lo abres y cobran vida en ti sus personajes. Lo cierras y es como si los mandaras a dormir, hasta que los llamas de nuevo para proseguir la lectura.

Gerard Fuster dijo...

Hola Fernando (a la sazón Píramo). En efecto, coincido contigo en que la lectura –si es de un buen libro– te conduce a un espacio de trascendencia que, entre otros efectos, te lleva a reconciliarte contigo mismo. En este sentido recomiendo la lectura del último que ha caído en mis manos: "la vieja escuela" de Tobias Wolff (lo leí en versión catalana: "la vella escola"), donde el autor se aproxima a los efectos que la literatura imprime en los jóvenes universitarios. Frost, Fitgerald, Hemingway, etc van desfilando al compás del ritmo acelerado del corazón de unos adolescentes ansiosos por llegar a ser buenos escritores. El desenlace está a la altura de todo el libro, teniendo en cuenta que el autor huye de finales concluyentes o redondos.

Píramo dijo...

Nuestra todavía inédita Tisbe cumple hoy 27 años. Su Píramo la felicita en este espacio tan nuestro. En lugar de velas, te enciendo unas letras en la tarta. Sopla y que vuelen éstas al antojo tuyo en el próximo artículo. Superando paredes, Píramo.

Tisbe dijo...

Tal y como ya ha explicado Píramo, a través de este espacio pretendemos comentar las experiencias -místicas o no- que vivamos a través de las lecturas. Lo importante es poder compartir con vosotros un rincón en el que expresarnos con libertad enriqueciéndonos, de este modo, con opiniones nuevas y recomendaciones diversas.
En definitiva, poder establecer una tertulia literaria, como si en el Café Gijón estuviésemos, que nos permita conversar con personas como vosotros- amantes de los libros- en una sociedad casi alérgica a todo lo que suponga cierto esfuerzo intelectual.
¡Gracias a todos y todas!

Píramo dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, que dan impulso inicial a este, de momento, reducido pero agradable cenáculo.

Mari Carmen, las gentes de frontera siempre supieron aunar lo mejor de cada región; gracias por tu gentil, que no pueril, panegírico fundacional.

Javier, tú siempre tan azoriniano. Si el de Monóvar erige el pórtico de los primeros comentarios y de las primeras lecturas recomendadas, que ya han salvado el cura y el barbero de nuestra nueva sección, vaticino vanidoso una buena singladura para este espacio.

Antoni, tu "Plumilla" del Diari de Tarragona se digitalizó por una vez para orgullo de nuestro blog.

Gerard, tomamos nota de tu recomendación. Las viejas escuelas no son viejas, sino venerables.

Tisbe, si ya soplaste las letras, es tu turno.

Un abrazo para todos.

e_trives dijo...

yo no me arriesgaré tanto como Mari Carmen -entre otras cosas porque lo mío siempre ha sido la narrativa-.

Gracias amigos: ésta quiere ser una expresión de lo inefable -que se hace posible por el poder de la palabra encarnada-, de la importancia de vuestra amistad -aunque nos veamos poco- y de la pasión compartida por la literatura. Gracias porque la brecha es suficientemente amplia para darnos cabida en vuestra hermosa historia.

Tisbe, disculpa que se me pasase el día 10, ya sabes que las agendas no son lo mío. Disculpa una vez más, como tantas otras has hecho.

un fuerte abrazo y hasta pronto

Raquel dijo...

Vírgenes aún en misticismos, os entrego revelaciones y palabras de sabios maestros que auguran desde diferentes puntos del planeta un futuro en el que vuestros apellidos y vuestro amor tienen la clave: el mundo natural. Pronostican necesaria la vuelta al mundo natural...
Vi ese mensaje en los poemas que me han propiciado la más intensa sensación que la lectura me ha ofrecido, ese misticismo que quizá apunta Píramo... La estación violenta de Octavio Paz.
Es la primera vez que participo en un blog y me satisface que sea en un espacio con tanta calidez y sensibilidad.
Un abrazo. Volveremos a encontrarnos.

Carlos Cercós Pérez dijo...

Como no sabía muy por donde empezar he decidido hacerlo por el final, por los agradecimientos.
Gracias de corazón a Píramo por ser uno de los mejores profesores que he tenido, por haber sabido transmitir esa pasión por la literatura que tanto le caracteriza y haberme demostrado que en un profesional de la educación como lo es él, el conocimiento teórico debe ir acompañado indefectiblemente del componente humano ya que eso es lo que diferencia a un alumno de un simple nombre en una lista o en una PDA.
Gracias por ser uno de los pocos que se ha atrevido, siguiendo sus principios, a críticar nuestra ética tildándonos de hipócritas (aún sabiendo el riesgo que eso le iba a reportar) cuando nos lo merecíamos.
Gracias por mostrarnos la manipulación y a la parcialidad a la que nos someten los medios constantemente, fomentando en nosotros un espíritu crítico.
Gracias por saber apartarse de la norma para acercarse así a la persona.
En resumen, gracias por ser como eres.

Ahora sí, felicidades a los dos por esta iniciativa tan interesante.
Pese a no tener un léxico ni una expresión como la de los aquí presentes (dada mi temprana edad) espero que mi sed de conocimiento aporte ese punto de vitalidad y frescura que, en ocasiones, se ven menguados por el peso de los años.

Mis mejores deseos y hasta más ver (más leer en este caso).

Raquel dijo...

Me imagino BARBERA para celebrar la aparición de un libro que CURA nuestra alma de niños y nos hace reírnos del mundo de Gigantes en que vivimos inmersos en palabras que a menudo apenas tienen sentido sentido. Una maravilla el último libro de Ana María Matute, una obra que dibuja sonrisas y bien hace verter lágrimas por la infancia, que pasó a ser un Paraíso inhabitado. Emocionante, mágico, divertido, entrañable. Gracias, Ana María, por crear o recrear con sensibilidad e inteligencia el poder de los seres nimbados. Ojalá la aureola de estos grandes personajes se dibuje en muchos lectores.